Vamos a hablar del cineasta David Ayer y de su película Bright. Empezó su carrera como guionista, productor y director a principios de los 2000 con un buen puñado de películas llenos de actores de Hollywood de primer nivel que, seamos honestos, no estaban tan mal. Su primera película como director, Harsh Times (2005), fue protagonizada por Christian Bale, Freddy Rodríguez y Eva Longoria, y ya se podía entrever que este cineasta tiene un buen ojo para la acción y una predilección por historias de contenido social.

Con Street Kings (2008), End of Watch (2012) y Sabotage (2014), David Ayer demostró que podía moverse en tramas llenas de crimen, acción, traiciones y conflictos raciales, todo ello plagado de estrellas de la talla de Keanu Reeves, Jake Gyllenhaal o Arnold Schwarzenegger.

Inmediatamente después llegaría su película más aclamada a nivel de crítica y audiencia, la bélica y épica Fury (2014), protagonizada por Brad Pitt y Shia LaBeouf,con la que parecía que se ganaba el derecho de ser uno de esos directores cuyos trabajos iban a ser esperados con interés desde el momento en que se anunciasen. Pero entonces pasó Suicide Squad (2016). Una película horrible con un potencial extremo para destruir la carrera de cualquiera. El tipo de film que me hace decir “vale, no pienso ver nada más de este director”.

El último trabajo hasta la fecha de David Ayer es Bright (2017), una película que ha hecho historia en la popular plataforma de video en streaming Netflix. Básicamente por dos razones: porque es la única producida por Netflix película con una secuela en camino (una secuela que ya estaba con luz verde incluso antes de que el título original se estrenase), y porque con un presupuesto de 90 millones de dólares ha sido hasta el momento la película más cara producida por el canal desde que se fundó. Esto llamó mi atención lo suficiente y decidí darle otra oportunidad a una película de David Ayer, esforzándome al máximo por olvidar cómo de doloroso y horrible fue aguantar las 2 horas de tortura que Suicide Squad (2016) fue.

Bright

Siendo honesto del todo, Bright (2017) no es una mala película. Pero tampoco es buena. Escrita por el siempre interesante Max Landis, hijo del director clásico John Landis y autor de los guiones de pelíulas como American Ultra (2015) y Chronicle (2012), Bright (2017) nada entre las aguas de la fantasía mezclada con las películas clásicas de acción de parejas de policías al estilo de Lethal Weapon (1987). También, a razón del tema, por el factor de odio racial y el diseño de las criaturas, es inevitable la comparación con Alien Nation (1988), que sin duda es uno de los títulos referentes para la película.

La película está ambientada en un mundo donde criaturas fantásticas viven junto con los humanos. Un policía humano se encuentra forzado a trabajar con un Orco para encontrar un arma, una varita mágica, la cuál parece ser que todo el mundo está dispuesto a matar para conseguir. Los Elfos también forman parte de la historia, siendo un tipo de policía mágica entre el bien y el mal, mientras que unas criaturas llamadas Inferni quieren resucitar el Dark Lord, una entidad diabólica que fue derrotada ya hace 2.000 años. Todo esto en el entorno de una peli de polis, con persecuciones, explosiones, tiroteos y el humano interpretado por Will Smith de compañero del Orco al que da vida Joel Edgerton. Ah, y la siempre efectiva Noomi Rapace como la malvada hechicera Inferni. No olvidemos esto, porque ya es una buena razón para darle una oportunidad a esta película.

Bright

En resumen, Bright (2017) es un mero producto de entretenimiento. Es fácil verla y tiene algunos momentos divertidos. Las escenas de acción están bien rodadas, pero los personajes y las situaciones son un poco ridículas y vacías. La historia es bastante chorra, así que no nos esperemos nada que vaya a alcanzar la inmortalidad en el mundo del cine como Willow (1988) o la saga de Peter Jackson de Lord of the Rings. Aún así, creo que cualquier usuario de Netflix le debería dar una oportunidad en momentos de aburrimiento.

Detalles técnicos de Bright

Título: Bright
Año: 2017
País: USA
Director: David Ayer
Reparto: Will Smith, Joel Edgerton, Noomi Rapace
Duración: 117 minutes
Productora: Clubhouse Pictures, Overbrook Entertainment, Netflix

Puntuación Bright: 5/10

Artículo original: Ganiveta

Ficha técnica completa en IMDB

Total
2
Shares

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*
*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar